Want to chat?  So do we.

If you would like more information or have questions, we'd be happy to help.  Simply

fill out the form to the right and click the

Send box to deliver your comments,

requests, or inquiries to us via email.  

A FCASMC volunteer will reach out to you

with a response.  Feel free to contact us by

one of the other options (telephone or U.S. Mail) shown below if you prefer.

Contact Info:

FCA of Stanislaus/Merced Counties

P. O. Box 4252

Modesto, CA  95352-4252

​Tel: (209) 521-7690

support@fcasmc.org

Your thoughtful and caring donations are never expected, but always appreciated to help us help more people just like you.

Thank You!

,

Copyright © 2017 - 2019 Funeral Consumers Alliance of Stanislaus/Merced Counties.  

All rights reserved.  

Privacy Policy | Terms of Use | Legal | Site Map

¿QUÉ ES EMBALSAMAMIENTO? 

¿Qué es el embalsamamiento? 

El embalsamamiento es un proceso que se utiliza para inhibir el proceso de descomposición temporalmente. El proceso de embalsamamiento es invasivo (véase abajo para una descripción) e involucra el uso de formaldehído, un químico tóxico que ha demostrado altos índices de ciertos tipos de cáncer en los embalsamadores. 

¿Existen alternativas al embalsamamiento con formaldehído? 

¡Sí! La refrigeración es un método efectivo para inhibir el proceso de descomposición temporalmente y es sano y ecológico. Asegúrese de elegir una funeraria que ofrece la refrigeración como alternativa al embalsamamiento. 

Otra opción es pedir el embalsamamiento con Enigma, un agente para embalsar ecológicamente. 

Si va a tener un funeral en casa, puede usar el hielo seco para conservar el cadáver temporalmente. Es eficaz y el costo es mínimo. 

Antes de elegir el embalsamamiento para si mismo o un ser querido, considere los siguientes hechos importantes:

  • La eliminación de este servicio le puede ahorrar cientos de dólares.

  • Raras veces se requiere el embalsamamiento por ley. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) y varios reguladores estatales requieren que los directores de funerarias informen a los consumidores que el embalsamamiento no es requerido salvo en ciertos casos (California requiere el embalsamamiento cuando una empresa pública transporta el cadáver – véase la sección sobre Derechos Legales para las excepciones a este requisito). Bajo la Norma Funeraria (Funeral Rule) de la FTC, un proveedor de funeral:

    • No puede realizar el embalsamamiento sin permiso.

    • No puede declarar falsamente que el embalsamamiento se requiere por ley.

    • Debe declarar por escrito que el embalsamamiento no se requiere por ley, salvo en ciertos casos especiales.

    • No puede cobrar por el embalsamamiento no autorizado a menos que el embalsamamiento se requiera por ley estatal (California requiere el embalsamamiento cuando una empresa pública transporta el cadáver).

    • Debe declarar por escrito que normalmente tiene el derecho a elegir un preparativo, tal como la cremación directa o el entierro directo, que no requiere el embalsamamiento si usted no quiere este servicio.

    • Debe declarar por escrito que algunos preparativos funerarios, tal como un funeral con velatorio, puede hacer que el embalsamamiento sea una necesidad práctica y, en tal caso, una compra requerido. (Existen funerarias que utilicen la refrigeración en vez del embalsamamiento en el caso de un velatorio.)

  • El embalsamamiento no tiene ningún beneficio para la salud pública, según los Centros para el Control de Enfermedades de los EEUU (CDC, por su siglas en inglés) y las autoridades de salud canadienses. De hecho, Hawai y Ontario prohíben el embalsamamiento si la persona murió de ciertas enfermedades contagiosas. Sin embargo, muchos agentes funerarios han aprendido que el embalsamamiento protege la salud pública y siguen perpetuando éste mito.

  • El embalsamamiento le permite a los funerarios la oportunidad de aumentar los gastos del consumidor (hasta $3.000 o más) para la preparación adicional del cadáver, un ataúd más caro tal vez con componentes “protectores,” un revestimiento para tumbas más caro y una serie de ceremonias más compleja.

  • La refrigeración es una alternativa para preservar el cadáver mientras se espera el servicio funerario o si hay un retraso en los preparativos. No todos los funerarios tienen la capacidad de refrigerar, así que verifíquelo con adelanto. La mayoría de hospitales tienen refrigeración.

  • Se puede hacer la velación en privado o en casa para los miembros de la familia y amigos íntimos  sin el embalsamamiento y es mucho más “tradicional” que otros servicios que la industria promueve bajo ese nombre.

  • El embalsamamiento no preserva el cadáver humano para siempre; simplemente retrasa las consecuencias inevitables y naturales de la muerte. La velocidad de descomposición varía dependiendo de la concentración de los químicos y métodos utilizados, además de la humedad y temperatura del lugar de descanso final.

  • La temperatura ambiental tiene mayor efecto en el proceso de descomposición que el tiempo que ha transcurrido desde de la muerte, sin importar si el cadáver ha si embalsamado. Dentro de un ataúd sellado y en una sepultura sobre nivel en un clima cálido, un cadáver se descompondrá rápidamente.

  • El embalsamamiento es un proceso invasivo en el que se implantan aparatos especiales, y se utilizan químicos y técnicas para dar la apariencia de reposo. El blanco ceroso de un cadáver se sustituye con un color carne a través del uso de tintes en el liquido para embalsamar.

  • El embalsamamiento utiliza el formaldehído, un químico muy tóxico. La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) requiere que los embalsamadores utilicen un respirador y un protector de cuerpo entero durante el embalsamamiento. Sin embargo, no hay regulaciones sobre las aguas residuales de la funeraria, y se dispone de éstos residuos por el sistema de alcantarillado o la fosa séptica.

  • El Programa Nacional de Toxicología incluye el formaldehído como un “cancerígeno conocido.”

  • Varios estudios realizados por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) han descubierto que los anatomistas y los embalsamadores – gente que posiblemente están expuestos al formaldehído debido a sus profesiones – tienen un riesgo mayor de leucemia, y algunos estudios sugieren un riesgo mayor de tumores cerebrales. Un estudio realizado por el NCI de más de 25.000 trabajadores potencialmente expuestos al formaldehído encontró un riesgo mayor de muerte debido al linfoma y el leucemia, particularmente la leucemia mieloide.

  • El embalsamamiento no tiene raíces en la religión cristiana y solamente es común en los EEUU y Canadá. El Judaísmo y el Islam ortodoxo consideran el embalsamamiento una profanación del cuerpo. Los hindúes y budistas no necesitan el embalsamamiento ya que eligen la cremación.

  • Aunque hay personas que se consuelen con “una bella memoria,” tal como se llama en la industria, según una encuesta de 1990 el 32% de consumidores dijeron que el velatorio fue una experiencia negativa.


El proceso de embalsamamiento: 
 

  • Se ubica el cadáver en una mesa de acero inoxidable o porcelana y se lava con una solución germicida-insecticida-aromático. Se lavan las fosas nasales y la boca con esta solución.

  • El rigor mortis (rigidez) se alivia con masaje. (Pocas veces, se cortan los tendones y músculos para colocar el difunto en una posición más natural si los miembros están distorsionados por una enfermedad como artritis)

  • Se aplica crema a la cara y las manos para mantener la piel suave y elástica.

  • Los rasgos faciales se arreglan con algodón en la nariz, un formador ocular debajo de los párpados y un formador bocal (además de algodón o gasa en la garganta para absorber fluidos expulsados). Después se cierra la boca con alambre o suturas. (Se puede usar pegamento en los párpados y los labios para mantenerlos cerrados adecuadamente). Se afeita el vello facial si es necesario.

  • El embalsamamiento arterial se inicia con una inyección de liquido de embalsar en una arteria mientras la sangre se drena de una vena o del corazón. Normalmente se necesita alrededor de dos galones de una mezcla de formaldehído u otro químico y agua. En el caso de ciertos canceres, algunas condiciones diabéticas, o por algunas drogas tomadas antes de morir (es decir, cuando ya empezó la deterioración del cuerpo), se utiliza una solución más fuerte o no diluida para preservar el cadáver mejor. Los químicos también se inyectan con una jeringuilla en otras partes del cuerpo.

  • La segunda parte del proceso de embalsamamiento es el tratamiento de cavidades. Se inserta un trocar – un tubo de metal largo y puntiagudo adjunto una manga de succión – cerca del ombligo. El embalsador lo utiliza para perforar el estomago, la vejiga, el intestino grueso y los pulmones. Se extraen el gas y los fluidos antes de que se inyecte el “liquido de cavidad” (una mezcla de formaldehído más fuerte) en el torso.

  • Es posible que se rellenan el ano y la vagina con algodón o gasa para evitar el escape de fluidos. (También se puede usar una prenda de plástico ajustada.)

  • Las incisiones y agujeros que se hicieron en el cuerpo se suturan o se rellenan con “tapones” para trocar. Se lava y se seca el cadáver de nuevo.

  • Se hace la manicura, el cabello y se aplica maquillaje a la cara y las manos. Si hace falta cualquier rasgo facial, lo moldee de cera. El cuerpo se viste y se coloca en el ataúd (los dedos se pegan si hace falta).


¿Cuánto cuesta el embalsamamiento? 

Los costos del embalsamamiento, la vestimenta y la cosmética generalmente se cubre bajo un sólo precio y éste varía considerablemente. Nuestro reciente encuesta sobre los precios funerarios indicó que los precios pueden variar hasta 160%. Los precios finales tienen entre $495 y $1290. 

El almacenamiento y refrigeración de un cuerpo por hasta 3 días (generalmente suficiente tiempo para planear los servicios) puede variar entre ningún cargo y cientos de dólares. 

Véase nuestra encuesta de precios para ver los precios en su área. 

Referencias: 

  1. Beane Freeman L, Blair A, Lubin JH, et al. Mortality from lymphohematopoietic malignancies among workers in formaldehyde industries: the National Cancer Institute cohort. J Natl Cancer Inst. 2009;101:751–7

  2. Coggon D, Harris EC, Poole J, Palmer KT. Extended follow-up of a cohort of British chemical workers exposed to formaldehyde. J Natl Cancer Inst. 2003; 95:1608–1615.

  3. Hauptmann M, Lubin JH, Stewart PA, Hayes RB, Blair A. Mortality from lymphohematopoietic malignancies among workers in formaldehyde industries. J Natl Cancer Inst. 2003;95:1615–1623.

  4. Hauptmann M, Lubin JH, Stewart PA, Hayes RB, Blair A. Mortality from solid cancers among workers in formaldehyde industries. Am J Epidemiol. 2004;159:1117–1130.

  5. Hauptmann M, Stewart PA, Lubin JH, et al. Mortality from lymphohematopoietic malignancies and brain cancer among embalmers exposed to formaldehyde. J Natl Cancer Inst. 2009;101:1696-708.

  6. International Agency for Research on Cancer. IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans. Volume 88: Formaldehyde, 2-Butoxyethanol and 1-tert-Butoxypropan-2-ol. 2006. Accessed at http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol88/index.php on May 11, 2010.

  7. Pinkerton LE, Hein MJ, Stayner LT. Mortality among a cohort of garment workers exposed to formaldehyde: An update. Occup Environ Med. 2004;61:193–200.

  8. US Department of Health and Human Services. Public Health Service, National Toxicology Program. Report on Carcinogens, Twelfth Edition. Formaldehyde. 2011. Accessed at http://ntp.niehs.nih.gov/ntp/roc/twelfth/profiles/Formaldehyde.pdf on June 13, 2011.

  9. US Environmental Protection Agency, Office of Air and Radiation. Report to Congress on Indoor Air Quality, Volume II: Assessment and Control of Indoor Air Pollution, 1989.

  10. Zhang L, Tang X, Rothman N, et al. Occupational exposure to formaldehyde, hematotoxicity, and leukemia-specific chromosome changes in cultured myeloid progenitor cells. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2010;19:80-88

  11. Iserson, Kenneth, M.D., Death to Dust: What Happens to Dead Bodies? 199

  12. Mitford, Jessica, The American Way of Death Revisited, 1998

  13. Carlson, Lisa, Caring for the Dead—Your Final Act of Love, 1998

  14. Roberts, Darryl, Profits of Death, 1997

  15. FUNERALS: Consumers' Last Rights by the Editors of Consumer Reports, 1977

  16. American Attitudes and Values Affected by Death and Deathcare Services commissioned by the Allied Industry Joint Committee, prepared by the Wirthlin Group, 1990